UN DÍA PARA TODA LA VIDA

Con los avances de la tecnología, la gente de hoy enfatiza la conveniencia y el confort en la vida. Se vuelven complacientes y evitan el trabajo duro y, como resultado, a menudo pierden un tiempo precioso. Un poeta de la dinastía Ming, Tang Bohu, escribió una vez: «Es raro que alguien viva setenta años. Si se quitan los años de infancia y vejez, no queda mucho tiempo entre ellos. Luego están las estaciones cálidas y frías. así como tantas preocupaciones a tener en cuenta.» En nuestra vida, después de descontar el tiempo para dormir, enfermedades, vejez e infancia, ¿Cuánto nos queda realmente para utilizar? Por lo tanto, debemos hacer buen uso de nuestra limitada vida útil y planificar bien. Deberíamos empezar por planificar cuidadosamente «un día en la vida», viviendo cada día como si fueran cien años para poder contribuir plenamente al mundo. Las siguientes son claves para planificar «un día para toda la vida».

  1. Los planes para el día empiezan por la mañana. Cada mañana debemos planificar lo que tenemos que completar durante el día. Cuando tengamos planes y metas el día no será en vano. Napoleón dijo una vez: «Si dejo pasar un día sin hacer nada significativo, siento que he cometido un robo«. Si no planificamos bien el día, no sólo nos sentiremos estresados ​​y no preparados para afrontar los asuntos, sino que también podemos olvidar o descuidar lo que es importante. Terminaremos perdiendo el tiempo simplemente dejando pasar las cosas. El poeta Tao Yuanming advirtió: «Los mejores años de la vida no volverán y no habrá otro amanecer de este día«. Si no planificamos bien por la mañana, simplemente estamos «permitiendo que nuestro cabello juvenil se vuelva gris y sintiendo pena por no haber ganado nada«.
  2. Los planes para todo comienzan con tener la mente clara. Confucio dijo: «Los sabios no se engañan«. Alguien con sabiduría puede discernir el bien del mal y es claro de principio a fin sobre cualquier asunto. Cuando nos encontramos con casos especiales o asuntos urgentes relacionados con el personal en el trabajo, es muy importante que comprendamos la cuestión fundamental para poder encontrar soluciones a estos problemas. Si realmente podemos apreciar la verdad y las prioridades de todo, podremos tomar la decisión correcta. Debemos tener claridad en cada asunto y tener puntos de vista correctos para evitar cometer errores. Por lo tanto, los planes para todo deben comenzar con una mente clara.
  3. Los planes para una familia comienzan con paz y armonía. Los miembros de una misma familia inevitablemente serán diferentes. El respeto, el aprecio y el apoyo mutuo son formas de lograr la paz y la armonía. Un dicho popular nos recuerda: «Una familia armoniosa prospera en todo«. La paz y armonía de la familia incide directamente en el desarrollo espiritual y mental de sus miembros. También influye en las relaciones humanas con los demás e incluso en la estabilidad social. Zhu Xi, un filósofo de la dinastía Song, dijo una vez: «La etiqueta es fundamental para preservar una familia; la armonía es fundamental para traer prosperidad a la familia«. Las familias son las raíces de una sociedad, mientras que la paz y la armonía son los cimientos de una familia. Por eso, los planes para una familia deben comenzar con la paz y la armonía.
  4. Los planes para toda la vida comienzan con diligencia. La palabra más importante en la vida es diligencia. Isaac Newton dijo una vez: «Si quieres adquirir conocimiento, alimento y felicidad, debes trabajar duro porque la diligencia es la regla fundamental para ganarlo todo«. Mientras trabajemos duro, ciertamente podemos sobresalir en lo que estamos aprendiendo y crear una carrera de éxito sobresaliente. En cambio, si somos perezosos, perderemos lo que tenemos. Aunque tengamos grandes ambiciones, nada puede hacerse realidad sin trabajo duro. Los Preceptos de la Familia Yan afirman: «Una de cada diez personas en el mundo se da por vencida debido a las dificultades; nueve de cada diez personas en el mundo se dan por vencidas por pereza«. Por lo tanto, rara vez hay dificultades insuperables en el mundo, ya que mientras seamos diligentes, seguramente podremos tener éxito. Nuestra vida debe renovarse constantemente, especialmente al realizar cambios en nuestra mente y cuerpo. Debemos saber planificar bien nuestra vida. Necesitamos hacer planes para un día, un mes, un año y toda la vida, además de estar dispuestos a hacer votos.

One Day to a Lifetime
Keys to Living Well
Venerable Maestro Hsing Yun
Fuente: hsingyun.com

Hé Míng

Volver arriba