LA IMPORTANCIA DE LA MAGNANIMIDAD

Hay muchos tipos de emociones que la gente siente hacia los demás (felicidad y amor, descontento y resentimiento, gratitud y enemistad, positivas y negativas), pero la más importante que conecta a una persona con otra es la magnanimidad.

Confucio abogó por el perdón. La compasión del Buda y el amor de Jesús comparten el mismo espíritu. El Budismo habla de «tratar a enemigos y parientes por igual«, Jesús enseña «ama a tus enemigos» y Confucio dice «amar a todos es demostrar benevolencia«. Todas estas enseñanzas abrazan un espíritu de magnanimidad.

Si queremos tener relaciones duraderas con las personas, debemos ser magnánimos. Si no hay perdón, apoyo ni dar y recibir entre amigos, ¿cómo podría durar una amistad por mucho tiempo? Si no hay confianza y comprensión mutuas entre marido y mujer, ¿cómo puede la pareja vivir junta en armonía? Tanto la cercanía de una familia como la armonía de una sociedad dependen de la magnanimidad. Hoy en día, vemos muchas familias, organizaciones y comunidades disfuncionales divididas por disputas y discusiones. Sin embargo, también vemos a muchas personas dejando de lado los desacuerdos y volviendo a ser amigos basándose en la magnanimidad. ¡Qué cosa tan maravillosa es eso!

Hay una parábola sobre un seguidor de Buda llamado Devadatta. Era un rufián que había cometido todo tipo de malas acciones. Un día, mientras caminaba, casi pisa una araña. Sin embargo, un repentino pensamiento de compasión surgió en su mente, y en lugar de pisar a la araña, dio un gran paso y caminó sobre ella sin hacerle daño. Más tarde, debido a su karma nocivo, renació en el infierno, pero gracias a su único pensamiento de compasión fue liberado del infierno y de más sufrimiento. ¡El único pensamiento de compasión de Devadatta es una ilustración de magnanimidad!

Además de ser magnánimos con las personas, también debemos tener capacidad de tolerancia hacia todos los seres y cosas. Al proteger el medio ambiente y sus diversos ecosistemas, demostramos respeto y una mente indulgente hacia todos los seres vivos y la naturaleza. Hoy en día, muchas sociedades están avanzando hacia la defensa de la benevolencia y el perdón en sus políticas gubernamentales. Por ejemplo, en muchas comunidades hay comités de mediación activos y en muchos juzgados se ha establecido un tribunal de familia. Además, los jueces están avanzando hacia el manejo de todos los casos civiles y penales con un sentido de magnanimidad en mente, con el objetivo de eliminar la animosidad dentro de las relaciones humanas.

Podemos perdonar fácilmente cuando sentimos amor, pero cuando podemos perdonar a pesar de nuestro enojo, entonces esto es verdadera magnanimidad. La «compasión y bondad incondicionales del Budismo porque todos somos uno» es el mejor ejemplo de magnanimidad. Con magnanimidad, las familias estarán llenas de alegría y tranquilidad, y la Tierra se llenará de paz y armonía. ¡Qué mundo tan maravilloso sería ese!


The Importance of Magnanimity
Keys to Living Well
Venerable Maestro Hsing Yun
Fuente: hsingyun.com

Hé Míng

Volver arriba