LA IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN FAMILIAR

A lo largo de la historia, muchas personas han conseguido grandes logros gracias a su educación familiar. Era bien sabido que la madre de Mencius mudó su casa tres veces para que su hijo pudiera estar en el mejor ambiente para aprender. También hubo grandes pintores y calígrafos que pudieron llegar a ser los mejores en sus campos gracias a la educación familiar que recibieron.

En la educación familiar actual, es importante que a los niños se les enseñe lo siguiente:

  • Honestidad: si los niños desarrollan el hábito de decir mentiras a una edad temprana, su futuro estará lleno de muchos obstáculos. Practicar la honestidad al tratar con los demás es la base del éxito en la vida.
  • Buenos hábitos: a los niños se les deben enseñar buenos hábitos desde una edad muy temprana. Deben aprender a ser limpios y ordenados, a ser compasivos con los seres vivos e incluso a apagar la luz y cerrar la puerta cuando salen de una habitación. Al desarrollar buenos hábitos en la vida, se sientan las bases para el éxito en sus iniciativas.
  • Cortesía: los niños deben aprender a respetar a los demás. No sólo deben ser respetuosos con sus mayores, sino que también deben respetar a todos los que encuentran. Como dice el refrán: «Quien respeta a los demás se ganará el respeto«.
  • Aceptación: los padres deben enseñar a los niños a aceptar para ayudarlos a aprender y progresar en la vida. La falta de atención y la incapacidad de aceptar suelen ser las razones por las que a algunos estudiantes no les va tan bien en la escuela. Cuando uno no puede aceptar, es como un vaso volcado, que no puede contener ningún dulce rocío del cielo.
  • Diligencia: «La diligencia produce resultados; la alegría, no«. En sus primeros años, los niños son amantes de la diversión. A medida que los niños crecen, los padres deben orientar sus intereses hacia el aprendizaje para que el foco de su atención pueda dirigirse hacia las metas nobles de la vida.
  • Equilibrio: los niños deben vivir una vida equilibrada y saludable, que incluya tres comidas completas al día y dormir lo suficiente por la noche. Sus emociones y temperamento también deben estar bien controlados. Con salud física y emocional, les resultará más fácil establecerse en la vida.

Además de estos seis puntos, se debe proteger el respeto por sí mismos de los niños. Los padres no deben burlarse, regañar, insultar ni rechazar a sus hijos. Por ejemplo, algunos padres pueden quejarse de la falta de logros de sus hijos, de que no sirven para nada o de que son todo juego y nada de trabajo. Si sus padres los lastiman con palabras desconsideradas, es posible que se rindan y terminen siendo el tipo de niños a los que realmente les resultará difícil lograr algo.

Por lo tanto, los padres deben confiar y respetar a sus hijos en lugar de adoptar siempre una postura de oposición hacia ellos. Al utilizar el cuidado amoroso, la paciencia y el respeto en lugar de una disciplina estricta, a los padres les resultará más fácil educar a sus hijos. Las enseñanzas Budistas de compañerismo y discurso amable son los mejores métodos de educación familiar, una lección que todos los padres deberían aprender.


The Importance of Family Education
Let Go, Move On
Venerable Maestro Hsing Yun
Fuente: hsingyun.com

Hé Míng

Volver arriba